Las autoridades colombianas encontraron y desactivaron un coche bomba que según indicaron estaba dirigido al presidente Álvaro Uribe.

El fiscal general Luis Camilo Osorio dio a conocer que los 7 kilogramos de explosivos fueron hallados dentro del neumático de repuesto de un automóvil en un estacionamiento de Bogotá y que el presidente Uribe tenía previsto pasar por el lugar.

Osorio culpó del ataque a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC.

Por otra parte, se sospecha que las FARC tuvieron que ver con la explosión de una casa donde murieron tres soldados colombianos en el noreste del país.