El Banco Interamericano de Desarrollo anunció este jueves la aprobación de un desembolso de 9 millones y medio de dólares correspondientes a la tercera parte de un préstamo de rápido desembolso por 63 millones de dólares para apoyar el programa gubernamental de sostenibilidad fiscal para Bolivia.

Los recursos de este programa apoyan medidas en las áreas de pensiones y administración tributaria, incluso política de pensiones, gestión para reducir el gasto de ese sector y la reforma institucional del sistema público de pensiones.

Las dos primeras cuotas, de 30 y 15 millones de dólares, fueron oportunamente desembolsadas.

El BID informa que el financiamiento concesional del Fondo para Operaciones Especiales ayuda al gobierno a controlar el gasto de pagos públicos, a fortalecer la administración del sistema de pensiones y a profundizar las reformas diseñadas para mejorar la administración tributaria.