Insurgentes han atacado una vez más, esta vez asesinando a un alto funcionario iraquí, en sus intentos por interrumpir las elecciones del mes próximo.

La policía señaló que hombres armados no identificados asesinaron al director del Ministerio de Comunicaciones desde un automóvil cuando se dirigóa a su trabajo hoy jueves, en Bagdad.

Mientras tanto, a diez se elevó la cifra de víctimas fatales causada por un ataque con bomba en la ciudad sagrada chiíta de Karbala. Por lo menos otras treinta personas resultaron heridas.

Y el gobierno de Italia afirmó que investiga informes de que uno de sus ciudadanos podría haber sido secuestrado y asesinado en Iraq.

En otro orden, los abogados del depuesto líder iraquí Saddam Hussein señalaron que se reunió hoy por primera vez con un abogado defensor, desde su captura, concretada el año pasado.

Las audiencias investigativas de los principales asesores de Saddam se inciarián muy pronto y es probable que el ex dictador se uno de los últimos en ser juzgado.