Pacificadores de la ONU en Haití irrumpieron en un bastión de simpatizantes del derrocado presidente Jean Bertrand Aristide en un esfuerzo por controlar áreas que han sido foco de violencia.

Las Naciones Unidas dieron a conocer que este martes se registraron disparos esporádicos cuando soldados en vehículos blindados, junto a la policía haitiana, entraron al sector pobre de Ciudad del Sol para restaurar el orden. Por lo menos 4 personas resultaron heridas en los disturbios.

Un portavoz de la ONU indicó que las autoridades desmantelaron barricadas colocadas por la población armada y retomaron el control de dos estaciones policiales.

Ciudad del Sol ha sido el centro de la violencia desde septiembre en Haití, cuando leales a Aristide intensificaron sus protestas exigiendo que el ex presidente regresara al poder.