La administración Bush está defendiendo al secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, contra críticas por su manejo de la guerra en Iraq.

El portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, dijo este martes que el presidente Bush opina que Rumsfeld está haciendo un trabajo excelente al frente del Departamento de Defensa.

Recientemente, el presidente Bush pidió a Rumsfeld que permanezca en el gabinete para el segundo período de la administración.

Varios legisladores del partido republicano del propio presidente, entre ellos el senador John McCain, han expresado falta de confianza en Rumsfeld y lo han responsabilizado por no haber enviado suficientes tropas a Iraq.

Rumsfeld también ha sido criticado por haberle respondido a un soldado que se quejaba de la falta de vehículos blindados en Iraq que “se va a la guerra con el ejército que se tiene, no con el que uno quisiera”.