La cancillería de Gran Bretaña dio a conocer planes de cerrar unas 20 embajadas y consulados en todo el mundo, con el objeto de ahorrar recursos y dedicar más personal a lo que considera como “prioridades estratégicas”.

El gobierno de Londres cerrará algunos consulados en Estados Unidos, Alemania, Japón, Portugal, Laos y Camerún.

Los planes contemplan disminuir misiones localizadas en Australia, Nueva Zelanda y otros países, y colocar personal local.

Gran Bretaña también tiene programado cerrar sus embajadas en Paraguay, Las Bahamas, Lesoto, Zuasilandia, Magascar, Vanuatu, Tonga, Timor Oriental y Kiribati.

La agencia Reuters informa que se anticipa que las reducciones entren en vigor a fines de 2006.