21 iraquíes murieron en un accidente que se produjo al chocar un mini bus con un automóvil este lunes en Baquba, al noreste de Bagdad.

Los dos vehículos se incendiaron momentos después del choque.

El minibus que viajaba atestado de pasajeros, transportaba además una carga adicional de gasolina, una práctica común de los conductores iraquíes, que de esa forma tratan de evitar las largas esperas en las estaciones de servicio.

La escasez de gasolina es un problema recurrente en Iraq debido a los contínuos combates en Iraq.