Los ministros del ramo en la organización de países exportadores de petróleo, OPEP, acordaron sustentar los declinantes precios del crudo mediante una reducción de un 4% en la producción, lo cual equivale a un millón de barriles por día.

La decisión tomada este viernes en El Cairo es posterior a una caída en los precios del crudo desde su máximo precio histórico de más de 55 dólares, a mediados de octubre, a los poco más de 40 que tiene en este momento. Según informaron la medida entrará en efecto el primero de enero.

El cartel de 11 miembros produce un cuarenta por ciento del petróleo del mundo y el temor que ha expresado es que los precios descenderán aún más si los inventarios aumentan demasiado rápido.