Los judíos en todo el mundo comenzaron anoche a celebrar la fiesta de Jánuca.

La festividad de las luminarias se festeja durante ocho días en conmemoración de la victoria de Yehuda el Macabeo y sus soldados sobre los griegos y los helenistas y para recordar la purificación del templo de Jerusalén y su reinauguración.

Cuando los macabeos entraron en templo que había sido profanado, encontraron un frasco de aceite que alcanzaba para encender la Menorah (o candelabro) por un solo día.

Sin embargo, según la tradición, la llama de la Menoráh ardió durante ocho días, justo el tiempo necesario para preparar un nuevo suplemento de aceite para el candelabro. Entonces comenzó la festividad de ocho días para conmemorar el milagro.

El martes, el presidente Bush envió saludos a todos quienes celebran Jánuca.