El gobierno de Australia dio a conocer que gastará más de 450 millones de dólares para mejorar la seguridad en sus embajadas en todo el mundo.

El canciller australiano Alexander Downer dijo que el ataque terrorista contra el consulado de Estados Unidos en la ciudad saudita de Jeddah demuestra cuán importante es una sólida seguridad en las misiones extranjeras.

El dinero también será usado para mudar algunas embajadas a lugares más seguros.

Estos fondos se agregan a los 63 millones de dólares destinados a la instalación de ventanas a prueba de bombas en misiones australianas en el mundo.

Ese dinero fue aprobado después del ataque con un auto bomba frente a la embajada de Australia en Jakarta, donde murieron 10 personas.