El primer presidente democráticamente electo de Afganistán, Hamid Karzai, prestó juramento en Kabul bajo estrictas medidas de seguridad.

Tras la interpretación del himno nacional, Karzai puso su mano sobre el Koran y pronunció su juramento.

En su discurso inaugural, el nuevo presidente afgano agradeció a Estados Unidos, las Naciones Unidas y la comunidad internacional por su apoyo.

Karzai recibió una ovación de dignatarios afganos y extranjeros que asistieron a la ceremonia de este martes.

Entre los invitados de honor estaban el vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, y el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld.

Rusia se refirió a la toma de posesión como un importante paso hacia el futuro para la formación de un Afganistán unido, independiente y democrático.