La Corporación Británica de Difusión informó que deberá eliminar 2 mil 900 puestos de trabajo, para reducir costos.

El director general de la BBC, Mark Thompson, manifestó que unos 2 mil 500 de los empleos eliminados provendrán de departamentos administrativos, como recursos humanos y mercadeo.

Thompson expresó que mil 800 empleados serán trasladados de Londres a un nuevo centro regional en Manchester. Según dijo, los cambios deben generar ahorros de más de 620 millones de dólares al año.

La mayor parte de los ahorros serán redirigidos a nueva programación de la BBC.

La organización difusora británica, la cual recibe la mayor parte de sus ingresos de un arancel que se cobra a todos los hogares británicos por cada televisor que poseen, y ahora emplea casi 28 mil personas.