En Holanda, un ciudadano alemán fue arrestado por crímenes de guerra y genocidio tras ser acusado de suministrar al depuesto líder iraquí Saddam Hussein los ingredientes para armas químicas.

Los fiscales dijeron que el hombre de 62 años, quien no fue identificado, fue arrestado esta semana.

Se sospecha que el hombre envió miles de toneladas de materia prima para producir armas químicas al régimen de Saddam Hussein entre 1984 y 1998.

Las autoridades dicen que los materiales fueron usados en 1988, en los ataques químicos contra el pueblo kurdo de Halabja, donde se calcula que murieron unos 5 mil civiles.