Gobernantes de Francia, Alemania, México y Paquistán expresaron su apoyo al Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, a raíz del llamado de un Senador estadounidense a que renuncie.

El coro de respaldo internacional para Annan se añadió a decenas de embajadores de la ONU que respaldan al Secretario General.

Esta semana, el senador estadounidense Norm Coleman dijo que Annan debería renunciar como consecuencia de masivas irregularidades en el programa de de la ONU de intercambio de Petróleo por Alimentos para Iraq, cuyo objetivo era proveer medicinas y alimentos a los iraquíes pobres durante los años cuando el régimen de Saddam Hussein estaba bajo sanciones internacionales.

Coleman preside una sub-Comisión del Senado que investiga el programa de intercambio de petróleo por alimentos.

El legislador estadounidense asegura que hay pruebas de que más de 21 mil millones de dólares desaparecieron del programa de ayuda de la ONU.

Este jueves, el presidente Bush dijo que desea que se ventilen todos los detalles del caso.