El presidente de Ucrania, Leonid Kuchma, dijo que los dos rivales que esperan reemplazarlo han logrado lo que llamó una solución de avenencia, mientras continúan las iniciativas por destrabar el estancamiento electoral de país.

El primer ministro pro-ruso Víctor Yanukovich fue declarado ganador de la segunda vuelta electoral de noviembre. El pro-occidental líder de oposición, Víctor Yushchenko desafíó los resultados en la Corte Suprema, argumentando amplio fraude electoral. El máximo tribunal podría decidir volver a votar.

Kuchma dijo este miércoles que ambos políticos convinieron no usar la fuerza para poner fin al estancamiento. Yushchenko también acordó poner fin al bloqueo de edificios gubernamentales.

Entre tanto, Yanukovich y otros funcionarios pro-rusos acordaron la necesidad de conservar la integridad territorial de Ucrania. Legisladores en el este de Ucrania habían amenazado con declarar autonomía, si Yanukovich no llega a ser presidente.

El jefe de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer dijo que la crisis ucraniana no debe llegar a ser una rivalidad entre el Este y el Oeste y que la democracia debe ser respetada.