Beijing llamó a Estados Unidos a eliminar los aranceles impuestos en castigo por las importaciones de camarones desde China, señalando que el gravamen es injusto.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos estableció aranceles de hasta 113% para los camarones chinos y otros de hasta 26% para los camarones vietnamitas.

El Departamento de Comercio considerará una acción similar contra las importaciones de camarones provenientes de Brasil, Ecuador, India y Tailandia, este mes.

La Comisión Internacional de Comercio de Estados Unidos adoptará una resolución final sobre los aranceles a comienzos de este año.

Los productores de camarones en estadounidenses reclaman que los países mencionados venden sus productos en Estados Unidos a precios inferiores al valor de mercado.

Los críticos sostienen que los aranceles elevarán los precios de los camarones, perjudicando a restaurantes, distribuidores y consumidores.