El presidente interino de Iraq Ghazi al-Yawar anunció su apoyo a la realización de elecciones nacionales programadas para el 30 de enero.

Al-Yawar, quien es sunita musulmán, expresó éste miércoles que hay una obligación moral y legal de llevar a cabo el proceso en la fecha fijada.

La semana pasada, varios prominentes políticos sunitas propusieron posponer seis meses la elección debido a la situación de seguridad, mientras que varios clérigos sunitas propusieron boicotear las elecciones.

Mientras tanto, en el norte de Iraq, dirigentes kurdos dicen haber acordado formar una lista sencilla de candidatos para la elección.

Los partidos kurdos más importantes unirán sus fuerzas políticas en la lista, a grupos kurdos más pequeños.