Auditores del gobierno han recomendado que el Ejército de Estados Unidos retenga decenas de millones de dólares en pagos a la compañía Halliburton por servicios proporcionados a las fuerzas militares estadounidenses en Iraq.

La recomendación de un equipo especial de auditores el miércoles, se hizo eco de la posición sustentada por el Comando de Materiales del Ejército y la Agencia de Auditoría de Contratos de Defensa, las cuales, en agosto, exhortaron a que se retuvieran un 15 por ciento de algunos pagos a Halliburton.

Tras los informes de agosto, el Ejército decidió continuar pagando sin reducciones a Halliburton, para darle más tiempo a la empresa, para justificar su facturación militar.

Halliburton, compañía que fue encabezada por el vice – presidente Dick Cheney, ha sido acusada de cobrarle de más al gobierno, por sus servicios.