Chile planea abrir una nueva prisión para el personal militar sentenciado por crímenes de derechos humanos cometidos durante la dictadura del general Augusto Pinochet.

Un vocero del gobierno chileno afirmó que la prisión será construída dentro de un edificio militar y será custodiada por guardias de prisiones regulares.

Chile ya opera una prisión similar en Punta Peuco, 40 kilómetros al norte de Santiago.

El vocero no especificó las razones para construir la nueva instalación carcelaria, pero el anuncio se concretó una semana después de que la Corte Suprema denegara la amnistía al ex director de la policía secreta chilena, en conexión con la desaparición de un disidente, el año 1975.

Más de tres mil personas murieron o desaparecieron por razones políticas durante el régimen militar del general Augusto Pinochet entre 1973 y 1990.