Un juez peruano que renunció a su cargo de fiscal aniterrorismo del país retiró su dimisión a solicitud del presidente Alejandro Toledo.

El juez Guillermo Cabala renunció el lunes luego de dos semanas en el cargo debido a su opinión de que Lori Berenson, una mujer estadounidense acusada de colaborar con terroristas, no es culpable.

Cabala, quien había dicho que su renuncia era irrevocable, dijo a la prensa que Toledo le pidió que reconsiderara su decisión.

Cabala renunció después que un periódico dio a conocer que fue el único magistrado de la Corte Suprema de Justicia que no estuvo de acuerdo con la sentencia de Lori Berenson.