China planea establecer centros de control de la gripe aviar, también conocida como gripe del pollo.

Estos centros estarían en áreas rurales, para fortalecer las gestiones del país para enfrentar los posibles brotes de la mortal enfermedad.

Los medios informativos estatales chinos informan que los centros de control serán usado para detectar la cepa de la gripe y vigilar brotes epidémicos, así como para la recolección de especímenes, pruebas y análisis.

Dieciséis provincias y regiones de China informaron tener gripe aviar, o del pollo, este año.

El virus ha provocado la muerte de 32 personas en Tailandia y Vietnam, desde enero, y ha forzado el sacrificio de millones de aves en toda Asia.