El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, y funcionarios internacionales se unieron a dirigentes árabes este martes, para sostener conversaciones sobre las elecciones nacionales en Irak y la situación de la seguridad en ese país.

Irak y sus países vecinos se reunieron el lunes en el balneario egipcio de Sharm El-Sheikh y elaboraron el borrador de una declaración que será dada a conocer al final de las conversaciones de este martes, que incluirán a las Naciones Unidas, la Unión Europea y Rusia. El borrador plantea un firme apoyo a la elección iraquí, fijada para el 30 de enero próximo.

Aunque el borrador no establece ningún cronograma para la retirada de las tropas estadounidenses, afirma que su mandato no es ilimitado.

Entre tanto, en Irak, un convoy de ambulancias y provisiones de la Media Luna del Medio Oriente llegó al centro de Faluya el lunes, por primera vez desde que comenzara la ofensiva militar en la ciudad, lanzada contra insurgentes, el pasado ocho de noviembre.