La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un aumento de 800 mil millones de dólares en el límite de la deuda federal y envió la medida al presidente.

Esto permite que el gobierno solicite prestamos de hasta 8 billones 180 mil millones de dólares. Se trata del tercer incremento en tres años.

La Cámara aprobó la propuesta en una estrecha votación siguiendo lineas partidistas.

Los demócratas argumentan que el aumento en el límite de la deuda es necesario debido a los gastos irresponsables del presidente y de la mayoría republicana en el Congreso.

Los republicanos dicen que están actuando responsablemente al garantizar que el gobierno pueda pedir prestado para pagar sus cuentas.