Fuentes militares estadounidenses indicaron que 102 soldados que fueron heridos mientras realizaban su servicio en Afganistán, Kuwait e Irak fueron diagnosticados con una extraña infección sanguínea.

En un informe dado a conocer este jueves por los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos, investigadores médicos del ejército dijeron que los soldados fueron diagnosticados con una bacteria hallada en el agua y el suelo que es resistente a varios tipos de antibióticos.

Muchos de los casos fueron diagnosticados en el Hospital Walter Reed de las Fuerzas Armadas aquí en Washington, y en el Centro Médico Regional Landstulhl, en Alemania.

Se desconoce si los efectivos militares fueron infectados en el campo de batalla, cuando fueron tratados en el frente, o durante la evacuación hacia hospitales militares.