Un vocero del Ministerio del Interior de Afganistán dijo que los secuestradores de tres trabajadores de las Naciones Unidas son delincuentes comunes, y no el grupo de extremisas que dice tenerlos en rehenes.

El portavoz afgano indicó este miercoles que el gobierno cree ladrones armados secuestraron a las dos mujeres y un hombre a fines del pasado en Kabul, y que todavía los tienen en su poder en algún lugar de la capital.

Un grupo extremista islámico que se hace llamar Ejército de Musulmanes dio a conocer que secuestró a los trabajadores de la ONU.

Desde entonces el grupo ha extendido varios plazos para demandas presentadas, bajo la amenaza de asesinar a los rehenes. Ellos también han presentado exigencias y luego las han cambiado.

La más reciente demanda tiene que ver con la liberación de 26 miembros encarcelados del Talibán.