Las Naciones Unidas pidieron a la comunidad internacional que provea un millón 800 mil dólares en ayuda para 180 mil personas en la región boliviana de El Chaco, azotada por la sequía.

Al anunciar el pedido este martes, la ONU indicó que una prolongada sequía amenaza la seguridad alimentaria, la salud y la nutrición de los niños en el sur de Bolivia.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU informa que la sequía de este año está empeorando los efectos de problemas anteriores en la región y que conlleva al riesgo de lo que caliica como una “grave crisis humanitaria”.