Los precios al productor aumentaron un 1,7%, el mes pasado, el mayor incremento en los últimos 15 meses.

El informe dado a conocer este martes por el Departamento de Trabajo refleja los precios pagados por las fábricas, los productores agropecuarios y otros productores, antes de que los bienes lleguen a los comercios.

Buena parte del incremento proviene del aumento en los precios de la energía y los alimentos.

Pero, fuera de las volátiles áreas de los alimentos y la energía, los precios aumentaron un fuerte 0,3% por segundo mes consecutivo.

Los analistas dicen que la inflación no es actualmente una amenaza para la economía estadounidense, pero muchos tiene la expectativa de que la Reserva Federal, el Banco Central estadounidense, continúe con sus esfuerzos para tratar de evitar la inflación, mediante nuevos aumentos en las tasas de interés. en diciembre.