Fuerzas de Estados Unidos en Iraq llevaron a cabo más ataques aéreos y de artillería en lo que se considera el último paso para asegurar la ciudad de Faluya, mientras los combates recrudecen en otras partes del país.

Comandantes militares estadounidenses dicen que los insurgentes que quedan en la conflictiva ciudad serán exterminados.

Por lo menos 38 soldados, seis soldados iraquíes y aproximádamente mil 200 insurgentes han muerto desde que comenzó el asalto contra Faluya hace 8 dias.

Soldados estadounidenses impidieron este lunes el paso de un convoy de la Media Luna Roja iraquí al centro de Faluya, por razones de seguridad.

Mientras tanto, en Bacuba, fuentes estadounidenses indican que unos 20 insurgentes murieron este lunes después que atacaron una estación de policía y un convoy de tropas estadounidenses. Por lo menos cuatro soldados estadounidenses resultaron heridos.