El proscrito partido nacionalista vasco Batasuna propuso un dialogo político entre las partes involucradas en la conflictiva zona norte de España.

Batasuna es considerado el ala política del grupo separatista vasco ETA.

Funcionarios de la organziación anunciaron el plan durante una gigantesca manifestación política en la ciudad vasca de San Sebastián.

Líderes del partido instaron al inicio de conversaciones con los gobiernos de España y Francia, y a la realización de un plebiscito sobre el futuro de la región vasca.

Ellos no llegaron a condenar la violencia de ETA durante su campaña de 36 años a favor de una patria vasca independiente en el norte de España y sur de Francia.

Un líder del gobernante Partido Socialista en la región vasca dijo a la agencia AP que consideraría las conversaciones, si Batasuna insta a la ETA a que renuncie a la violencia.