El presidente Bush y el primer ministro británico, Tony Blair, se reunieron en Washington hoy para analizar formas de reanudar el proceso de paz del Medio Oriente.

En una conferencia de prensa conjunta tras su encuentro en privado, el presidente Bush retieró lo que se había informado previamente, acerca de que la paz en el Medio Oriente sería una de sus prioridades en los próximos meses.

Por su parte el líder británico, Tony Blair, reiteró su pesame al pueblo palestino.

El encuentro, la primera reunión de Bush con un líder extranjero desde su reelección la semana pasada, tuvo lugar horas después del entierro del líder palestino Yasser Arafat en su complejo de la ciudad cisjordana de Ramallah.

Los dos gobernantes también analizaron la guerra en Iraq, incluyendo la tensión que el conflicto ha causado en Europa.