La Organización para la Liberación de Palestina surgió del movimiento Fatah, fundado por Yasser Arafat a fines de la década de 1950.

Fatah se dedicó al establecimiento de un estado palestino independiente y defendió una lucha armada con Israel.

En 1964, se estableció la Organización para la Liberación de Palestina como un grupo que reunió a Fatah y otras facciones palestinas.

Durante las siguientes tres décadas, la OLP tuvo su sede en Jordania, después en el Líbano y finalmente en Túnez, después de ser expulsada de un país a otro.

Tras la humillante derrota de los árabes a manos de Israel en la Guerra de los Seis Días en 1967, el movimiento Fatah de Arafat comenzó a dominar la OLP. Arafat se transformó en presidente del ala política del grupo, y pasó por un período oscuro y violento.

En 1988, Arafat renunció al terrorismo en todas sus formas, y cinco años más tarde dijo que la OLP reconocía el derecho de Israel a existir en paz y seguridad.

Arafat retornó a los territorios palestinos en 1993, tras la firma de los acuerdos de Oslo con Israel. Ese acuerdo le otorgó gobierno palestino a Cisjordania y la Franja de Gaza, y Arafat se transformó en el jefe de la Autoridad Palestina.

Con la muerte de Arafat, el liderazgo de la OLP será compartido por ahora entre el ex primer ministro palestino Mahmoud Abbas, quien será su presidente, y Farouk Kadoumi, como jefe de Fatah.