Las fuerzas militares estadounidenses aumentaron la presión de su asalto por tierra contra los insurgentes en la ciudad iraquí de Faluya luego de una pausa durante la noche.

Este jueves, las tropas bombardearon nuevamente objetivos en Faluya y la artillería hizo blanco en posiciones de morteros y francotiradores.

El ejército de Estados Unidos informó que dos helicópteros Cobra fueron derribados a tiros en incidentes separados en las cercanías de Faluya. Las tripulaciones de ambas aeronaves fueron rescatadas.

Unidades de infantes de marina y del ejército estadounidense han retomado el control de buena parte de la ciudad, pero aún persisten focos de resistencia.

Entretanto, autoridades militares de Estados unidos confirmaron que tropas norteamericanas encontraron y liberaron a un iraquí que era mantenido en rehén, y que según el informe, había sido golpeado y maltratado y presentaba un cuadro de malnutrición.