Estados Unidos recibió positivamente el llamado efectuado por el presidente taiwanés Chen Shui bian de reducir las tensiones en el Estrecho de Taiwán.

Chen exhortó a prohibir el uso de armas de destrucción masiva en el estrecho y apeló nuevamente a China a sostener conversaciones con Taiwán.

Un vocero del Departamento de Estado dijo que los comentarios de Chen establecen una base para el progreso y ofrece ideas creativas para reducir las tensiones y reanudar el diálogo entre Beijing y Taipei.

El vocero también repitió que el gobierno de Estados Unidos no apoya la independencia de Taiwán.

Beijing ha rechazado comentarios de Chen, y se ha negado a conversar con el líder taiwanés hasta que él reconozca que Taiwán es parte inseparable de China.