El ministro de Relaciones Exteriores palestino, Nabil Shaat, dijo que Yasser Arafat sufre de fallas renales y hepáticas y está al borde de la muerte en un hospital francés.

Shaat declaró esta noche en Cisjordania que el corazón y los pulmones del dirigente siguen funcionando con ayuda de instrumentos que lo mantienen con vida, mientras que otros órganos colapsaron.

Señaló que es muy difícil pronosticar lo que pueda ocurrir en el transcurso de las próximas 24 horas. El lider de 75 años de edad ha estado en coma por una semana.

El canciller agregó que se llevará a cabo un funeral oficial en El Cairo, Egipto.

Expresó angustia de hacer planes de servicios fúnebres mientras Arafat se debate entre la vida y la muerte, pero afirmó que las autoridades palestinas se vieron obligadas a planear con antelación.

Puntualizó que Israel convino con el plan palestino de enterrar a Arafat en su complejo de edificios de comando, en la ciudad cisjordana de Ramala.