Entretanto, insurgentes intensificaron sus ataques en otras ciudades iraquíes y se informa que capturaron el centro de Ramadi.

Los habitantes de la ciudad ubicada al oeste de Faluya dijeron que centenares de insurgentes armados tomaron control del centro poblacional, luego de saber que tropas estadounidenses se retiraron a las afueras de Ramadi hace unas horas.

El Primer Ministro interino Iyad Allawi impuso un toque de queda indefinido nocturno en Bagdad y áreas aledañas. También en la capital, por lo menos 4 explosiones sacudieron la fuertemente custodiada Zona Verde, pero no se informó de bajas.

Al norte, cerca de Baquba, los rebeldes atacaron dos estaciones policiales, hiriendo a más de doce personas. Al parece 4 atacantes resultaron muertos.

Cerca del centro petrolero de Kirkuk, en el norte, dos trabajadores de la construcción perecieron y otros resultaron heridos cuando explotó un coche bomba.