El Secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, dijo que las fuerzas de esta nación e iraquíes buscarán una victoria decisiva contra los insurgentes en la ciudad de Faluya.

En una conferencia de prensa en el Pentágono, Rumsfeld dijo que no podía imaginarse el cese de la ofensiva contra Faluya, sin que se haya completado. Sin embargo, señaló que no la describiría como la batalla final contra los terroristas en Iraq.

En abril, la infantería de marina estadounidense emprendió una ofensiva contra la insurgencia en Faluya, pero más adelante se retiró como parte de un arreglo negociado.

El Secretario de Defensa agregó que durante el ataque no morirán muchos civiles.