El Departamento de Justicia de Estados Unidos dio a conocer que enviará más de mil observadores a al menos 25 de los 50 estados del país, para observar la votación de la semana próxima.

Unos 840 observadores federales y más de 250 abogados de la división de derechos civiles del Departamento de Justicia serán asignados a observar la elección en 86 jurisdicciones en todo Estados Unidos.

Aun desde la aprobación de la ley de derechos del votante de 1965, el gobierno federal ha enviado regularmente observadores a todo el país para controlar cualquier acto de violencia y asegurar que se respete el derecho de los votantes.

Los observadores estadounidenses serán enviados a muchos de los estados considerados curciales para el resultado de la elección presidencial, incluyendo Ohio, Michigan, Iowa, Minnesota, Nuevo México y Pennsylvania.