El Departamento Federal de Investigaciones, FBI, estudia alegaciones de que el Departamento de Defensa de Estados Unidos otorgó injustamente un contrato lucrativo y exclusivo a la compañía Halliburton. La jefa de contratos del Cuerpo de Ingenieros de Ejército, Bunnatine Greenhouse, se quejó de que a la subsidiaria de Halliburton, KBR, se le otorgó deslealmente un contrato “sin licitación” valorado en miles de millones de dólares para reconstruir los pozos de petróleo de Iraq.

Los demócratas dijeron que la firma ha recibido tratos favorables porque una vez estuvo encabezada por el vicepresidente republicano, Dick Cheney.

Abogados de Greenhouse manifestaron que el FBI pidió permiso a funcionarios del Departamento de Defensa para entrevistar a su cliente.