Estados Unidos dice que la decisión de Cuba de prohibir la circulación del dólar muestra que las políticas económicas de Washington hacia el estado de gobierno comunista están funcionando.

El vocero del Departamento de Estado, Adam Ereli, describió la medida cubana como “draconiana” y muestra que el presidente Castro está, y citamos textualmente, “cínicamente tratando de preservar un régimen en bancarrota a expensas de su pueblo”.

La decisión anunciada el lunes prohibe a los cubanos usar el dólar en transacciones comerciales.

En su lugar tendrán que usar billetes impresos localmente llamados pesos convertibles que tienen igual valor que el dólar, pero ningùn valor en el mercado internacional.

Además el gobierno cubano cobrará una comisión del 10 por ciento por el cambio del dólar a pesos.