Cerca de la mitad de adultos estadounidenses encuestados cree que los resultados finales de los comicios presidenciales serán cuestionados antes los tribunales.

Un estudio de la agencia de noticias Associated Press entre mil adultos, reveló que 48% cree que habrá desafíos legales, en tanto que un 54% de posibles electores dijo que una batalla judicial es probable, o muy posible.

Entretanto, tribunales federales en Michigan y Ohio, dos estados donde la votación es reñida, fallaron en contra de la tabulación provisional de votos depositados fuera del precinto de residencia del ciudadano.

Florida, otro estado disputado, contará los votos provisionales, depositados por electores cuyos nombres no se encontraron en las listas de registro donde votaron.

Por otro lado, ciudadanos en Maryland y Florida perdieron demandas judiciales en las que cuestionaban la ausencia de recibos en papel para las votaciones hechas en las pantallas electrónicas digitales de las nuevas máquinas de votación.

Esas máquinas fueron compradas después de la polémica elección de 2000 en Florida, la cual sugirió que pudo haber votos perforados erróneamente.

El diario Washington Times informó hoy miércoles que sólo en Florida se presentaron nueve demandas ante los tribunales de justicia.