La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) dio su aprobación final a una fusión que creará una de las mayores compañías de telefonía celular de Estados Unidos.

La transacción contempla 41 mil millones de dólares. La empresa Cingular Wireless adquiere ATT. La combinación de ambas empresas poseerá un número de suscriptores cercano a 48 millones de personas.

Los reguladores antimonopolio del Departamento de Justicia de Estados Unidos aprobaron ayer el acuerdo a condición de que la empresa resultante venda sus valores en varios estados para mantener la competencia en la industria de telefonía móvil.

Algunos grupos de consumidores se oponen a la fusión, señalando que el acuerdo podría dañar a los consumidores, al reducir la competencia.