Estados Unidos, Japón, Australia y Francia realizaron maniobras navales frente a las costas japonesas este martes como parte de los esfuerzos para interceptar armas de destrucción masiva en alta mar.

El ejercicio es parte de la Iniciativa de Proliferación de la Seguridad, liderada por Estados Unidos, en el que las fuerzas practican la manera de detectar y capturar embarcaciones sospechosas.

Desde el año pasado se han realizado 11 ejercicios similares, pero la de hoy fue la primera en aguas asiáticas.

Corea del Norte, a la que se ha acusado de exportar cohetes, criticó la operación diciendo que es parte de la estrategia estadounidense para bloquear y reprimir a Pyongyang.