Autoridades en Iraq dieron a conocer que la explosión de un coche bomba en la zona central de Bagdad este lunes causó la muerte de tres civiles iraquíes y heridas a por lo menos otras ocho personas, incluyendo dos soldados australianos.

La policía dijo que la explosión ocurrió a uno pocos metros de la embajada australiana en la fortificada zona verde de la capital iraquí. La bomba oculta en un automóvil estacionado fue detonada por control remoto cuando un convoy militar pasaba por el lugar.

Las autoridades militares estadounidenses dijeron que otros dos convoyes militares fueron objeto de ataques por insurgentes este lunes en otras partes del norte y oeste de Bagdad.

Dos bombas a la orilla de una calle estallaron pero no causaron muertos o daños de importancia.

En la ciudad norteña de Mosul, al menos tres personas resultaron muertas en explosiones de coches bombas.

Mientras tanto, extrermistas vinculados a al-Qaeda encabezados por el buscado terrorista Abu Musab al-Zarqawi se atribuyeron responsabilidad por la masacre el sábado de casi 50 reclutas del ejército iraquí.