La campaña presidencial del senador demócrata John Kerry definió la desaparición de 380 toneladas métricas de explosivos en Iraq como uno de los “errores garrafales” en la guerra de Iraq.

En un acto realizado este lunes en el estado de New Hampshire, en el noreste de Estados Unidos, el senador Kerry dijo que el presidente Bush ha sido negligente en asegurar los explosivos que estaban almacenados, lo que era una prueba de su falla como comandante en jefe.

La Casa Blanca dijo que la asesora de Seguridad Nacional, Condoleezza Rice, fue informada sobre la desaparición hace un mes.

CNN citando como fuente a una autoridad de alto rango de la administración Bush dijo que el descubrimiento no había sido hecho público de inmediato debido a un estándar de prácticas de inteligencia.

Ocho días antes de las elecciones, el ex presidente Bill Clinton se unió a la campaña del senador Kerry en Pennsylvania este lunes. Asimismo, el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Guliani se unió a la campaña republicana en Colorado también este lunes.