Autoridades de China confirmaron que el número de muertos de la explosión en una mina carbonífera, ocurrida esta semana, aumentó a 66 mientras otros 82 mineros continúan desaparecidos.

Funcionarios informaron que decrecen las posibilidades de encontrar más sobre vivientes de la tragedia ocurrida en la provincia central de Henán.

Aproximadamente 450 trabajadores estaban en la mina, cerca de la ciudad de Xinmi, cuando ocurrió la detonación. 300 mineros lograron escapar.

La agencia de noticias oficial de China informó que el presidente Hu Jintao y otras autoridades de alto rango del gobierno chino urgieron a las autoridades locales a hacer todo lo posible por encontrar a los desaparecidos y hacer investigaciones que permitan determinar las causas de la explosión.

Las minas de carbón de China son las que más calamidades causan en todo el mundo, más de cuatro mil 100 personas han muerto en los últimos 12 meses a causa de inundaciones, explosiones y otro tipo de accidentes.