Una organización ambientalista estadounidense dijo que muchos hispanoamericanos en Estados Unidos viven y trabajan en áreas donde tiene una alta exposición a la contaminación.

En un estudio dado a conocer este miércoles, el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales informó que los latino-estadounidenses enfrentan un peligro creciente para su salud por la polución del aire, el uso de agua de beber que no es segura para el consumo, pesticidas y contaminación por plomo y mercurio.

El Consejo dice en su informe que el 91 por ciento de los hispanoamericanos viven en áreas donde la contaminación ambiental aumenta los riesgos de asma y cáncer.

También dice que un millón y medio de latinoamericanos viven a lo largo de la frontera con México donde el agua de mala calidad y la falta de instalaciones de tratamiento de aguas servidas los expone en mayor medida a las enfermedades transmitidas por el agua.

Además, el informe establece que el 88 por ciento de los empleados de comercios agropecuarios son latinoamericanos donde están expuestos tanto ellos como sus familias al cáncer causado por el uso de pesticidas.

El Consejo pidió al gobierno de Washington a hacer más investigación sobre este asunto y advertir a los hispanoamericanos sobre los riesgos que enfrentan.