El ejército estadounidense informó que ha relevado de sus funciones a la comandante de una unidad de Reservistas cuyos soldados se negaron a entregar combutible en un ruta peligrosa de Iraq.

Un comunicado emitido este jueves indica que la propia comandante de la Compañía de Intendencia 343 solicitó la acción, y será asignada a otra posición de acuerdo a su rango y experiencia.

El documento indica que la saliente oficial no es sospechosa de hacer incurrido en conducta inadecuada y la medida no está relacionada con la culpabilidad o inocencia de cualquier involucrado.

El ejército investiga a 18 soldados que se negaron a manejar un convoy de combustible desde la base aérea Tallil, cerca de Nasiriya, hasta Taji, en el norte de Bagdad, por razones de seguridad.

Otros soldados de la misma unidad, llevaron a cabo la misión posteriormente.