Reguladores del gobierno de Estados Unidos aprobaron un nuevo corazón artificial incompleto diseñado para ayudar a algunos pacientes mientras esperan un transplante cardíaco.

La Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos anunció el lunes la aprobación del dispositivo.

El instrumento mecánico fue creado para reemplazar la parte inferior del corazón enfermo y mantener a los pacientes con vida mientras esperan un donante para un transplante de órgano.

El aparato es implantado en el paciente y conectado a una fuente de energía exterior.

La compañía que fabrica el nuevo artefacto Syncardia Systems de Tucson, Arizona, en el suroeste de Estados Unidos, dio a conocer que el aparato fue probado en 81 pacientes y mantuvo a 79 de ellos con vida por más de dos meses hasta se encontró un donante de corazón.