Las fuerzas armadas estadounidenses liberaron a un importante negociador iraquí que ha participado en gestiones para evitar un asalto militar total liderado por Estados Unidos, contra la ciudad de Faluya, actualmente en manos de insurgentes.

El mediador, Sheikh Khaled al-Jumeili, fue detenido la semana pasada, después de que fracasaron las conversaciones en busca de una tregua entre rebeldes y el gobierno iraquí.

Por otra parte, un convoy policial que patrullaba en Baquba sufrió anoche una emboscada, en la cual siete oficiales y dos civiles resultaron heridos.

Fuentes policiales revelaron que los hombres armados escaparon. Entretanto, el primer ministro de Irak, Iyad Allawi, dijo que su gobierno extenderá el programa de armas-por-dinero, a todo el país, en un intento por desarmar a civiles iraquíes antes de las próximas elecciones.

El anuncio de hoy lunes se produjo después de una campaña de desarme de una semana en el sector de Bagdad conocido como Ciudad Sadr. Según funcionarios, la operación confiscó explosivos, armas, y minas antipersonales.