La OTAN y Rusia se comprometieron a cooperar más estrechamente en la lucha contra el terrorismo.

El compromiso surgió durante conversaciones entre el ministro de Defensa de Rusia, Sergei Ivanov, y sus pares de la OTAN en Rumania, al final de una reunión informal de dos días de la OTAN.

Después de las conversaciones, Ivanov indicó que Rusia está adelantando planes para unirse a la misión antiterrorista de la OTAN, que incluye el uso de patrullas navales en el Mediterráneo.

Igualmente, señaló el derecho de Moscú a exterminar por cualquier medio a los militantes en Chechenia, país devastado por la guerra, y denunció lo que llamó una doble medida el hablar de terrorismo.

La OTAN, que busca transformarse de un bloque militar occidental de la Guerra Fría en una fuerza de seguridad global, reafirmó su propósito de mejorar sus vínculos militares con Rusia.